En homenaje al pueblo La Fatarella, de la comarca de la Terra Alta, se ha elaborado y lanzado al mercado un nuevo vino de la cooperativa Agrícola San Isidro de la Fatarella, después de que hayan pasado años sin hacer ninguno. Al-fatriyya, un Garnacha blanca 100%, es la nueva marca de vino que ha sido presentada al público este mes de julio. El nombre es árabe ya que se cree que es de donde proviene el topónimo de ‘La Fatarella’.

Inscrito en la DO Terra Alta, las garnachas para crear Al-fatriyya se han criado en ánforas de barro durante cinco meses y de momento sólo se han embotellado 1.245 botellas, poniendo de manifiesto la alta calidad del producto.

PCatS Comunicació ha sido el responsable de llevar la comunicación de la nueva marca, que nace como símbolo de la tradición y del territorio.