Sarah Jane Evans, referente del enoturismo internacional, en la Jornada Técnica de la DOTA

DO Terra Alta

Comments (0) / 10:36 10Tue, 13 Nov 2018 10:36:15 +000015.

La Jornada Técnica de la DO Terra Alta tuvo lugar el 2 de noviembre en Celler Joan Figueres (Gandesa), enmarcada en la 31ª Edición de la Fiesta del Vino de la Terra Alta, organizada anualmente por esta DO, con la colaboración de PCatS Comunicació que se encarga de la definición de la jornada, la convocatoria y parte de la logística. Este año ha sido protagonizada por Sarah Jane Evans, Master of Wine y todo un referente del enoturismo a nivel internacional. Galardonada escritora y periodista de vinos, es co-presidenta de los Decanter World Wine Awards y presidenta del simposio del Institute Master of Wine 2018.

Joan Arrufí, presidente de la DO Terra Alta, fue el encargado de dar paso a Sarah Jane Evans, quien quiso enumerar algunos aspectos a tener en cuenta para fomentar el enoturismo: relacionar el vino con la gastronomía, actualizar el sitio web, mantener la autenticidad a la hora de elaborar el vino y sacar provecho a nuestro patrimonio histórico. “Es importante también viajar mucho y conocer bodegas de todo el mundo para ver qué se está ofreciendo en otros países y saber en qué podemos mejorar nosotros”.

La Master of Wine, además, destacó algunos elementos imprescindibles para mejorar las ventas. Recomendó que la bodega dispusiera de una sala exclusiva para catas, con la presencia de un sumiller para ofrecer a los clientes una mayor confianza. También hizo hincapié en contar con una zona dedicada a los niños, ya que el perfil de padres con hijos es muy habitual en la cultura del vino.

Sarah Jane Evans dio especial importancia a los millenials, destacando que actualmente esta generación no tiene interés en el vino. “Desgraciadamente, la crisis económica está afectando a este sector de la población y, tal vez, no quieren invertir su dinero en comprar vino. Pero los millenials son el futuro y tenemos que conseguir que hoy se interesen por la cultura del vino porque mañana serán ellos quienes lo consumirán”.

Por otra parte, hizo un llamamiento a dar a conocer la Terra Alta fuera de España. Su recomendación fue incluir un pequeño mapa en la etiqueta de la botella y trabajar en la marca de cara al mercado internacional. “Aquí tenéis toda la historia necesaria, una buena campaña y un buen vino. Pero debéis trabajar para que la gente que no es de aquí pueda reconocer rápidamente la Terra Alta y relacionar la garnacha blanca con vuestra DO”.

Una vez finalizada su ponencia, se dio paso a una comida a cargo de los Restauradores de la Terra Alta (Coll del Moro, Miralles, Nou Moderno, Ginebrals y Fontcalda), maridado con el “Rialla Blanc 2017” del Celler Rialla, el “Somdinou blanc fermentat en bóta 2016” de la Bodega Cooperativa Gandesa, el “Domus Pensi 2014” de Altavins Viticultors y el “Poble vell blanc 2012” de Agrícola Corbera de Ebro.