Hay luz al final del túnel COVID-19

Hay luz al final del túnel COVID-19

Por Sole G. Insua, publicado en Cupatges, 19 de marzo de 2020

Aunque llevamos días inundando las redes y las conversaciones -quiero decir vídeo-conversaciones- de mensajes optimistas y responsables, de puertas adentro la mayoría confesaríamos que en tiempos de COVID-19 mantener los pensamientos positivos es un esfuerzo mayúsculo y casi un oxímoron .
Sin embargo, creo que podemos construir un “búnker” de optimismo sobre algunos datos que llegan como agua de mayo.
La consultora Kantar ha realizado una encuesta en la China – precuela de la pesadilla que vivimos estos días- con más de 1.000 muestras, incluidas 200 de la provincia de Hubei, la más afectada. El objetivo es realizar una fotografía del consumidor tipo y su evolución, una vez volvamos a la normalidad y se acabe el confinamiento raíz del COVID-19.
Os ahorraré detalles pesados. El titular es: una vez pasada la crisis, el consumidor sale a la calle ávido de volver a llenar restaurantes y tiendas. Más de un 80% de los consumidores encuestados por Kantar aseguran que reanudarán los hábitos “suspendidos” durante la crisis e incrementarán el gasto en las primeras semanas de recuperación, hasta el punto de que algunos expertos hablan de un posible efecto repunte.
Con ese día como destino, el camino nos llevará por momentos mucho menos amables. Conviene que el ruido, la preocupación y la incertidumbre no nos impida ver resquicios para nuestros productos. Un consejo: no descuidéis vuestros contenidos digitales durante estas semanas. A pesar de que vivimos días grises, todos los indicadores apuntan que el consumo de entretenimiento y contenidos digitales crece. A menudo necesitamos entretenernos y huir del exceso de información y esto explica el interés en otros contenidos o el aumento del tiempo que pasamos en las redes sociales. Ahora bien, hay que vigilar qué contamos: la responsabilidad social corporativa es más importante que nunca. Debemos saber poner el foco sobre los insights de consumidor y no sobre los atributos de nuestras marcas. Empatía y responsabilidad. Y no es sólo una directriz personal: el estudio de Kantar indica que una de las herencias de esta crisis será que las personas estarán dispuestas a “pagar más para comprar marcas socialmente responsables”.
El mundo que conocemos ya ha cambiado. Conviene tener los ojos bien abiertos y la cintura bien entrenada.